¿Que alimentos ofrecer a tu bebé?

La cantidad de alimentos que tu pequeño ingiere cambiará con el tiempo. A los seis meses de edad, dos cucharadas al día es suficiente, aunque dependerá de cada bebé. Cuando cumpla un año, tres cucharadas soperas de compota o puré tres veces al día, serán suficientes. Deja que tu hijo te guíe!

Cuando tu pequeño pueda agarrar la comida, deberás animarle a que coma alimentos sanos como fruta, palitos de zanahoria cocida o tortitas de arroz. Hasta los seis meses de edad, tu hijo no necesitará suplementos de vitaminas pues la leche materna le aportará todos los nutrientes necesarios para su desarrollo. Con la introducción de la alimentación complementaria, tu hijo deberá consumir variadas porciones de frutas y verduras al día (la fruta y verdura cruda, en conserva o puré serán ideales). Una porción es la cantidad que tu bebé pueda sujetar en su puño cerrado.

 Son ideales las compotas envasadas que estén libres de sal, adición de azúcar o espesantes, siendo una opción práctica, nutricionalmente equilibrada y segura para tu pequeño.

 Los problemas más comunes:

 Si tu hijo no quiere comer verdura, intenta anadir verdura triturada o cortada finamente en la comida que ya le gusta, por ejemplo zanahoria con patata. Es mas fácil que le gusten las verduras con sabor dulce como la zanahoria, ahuyama, patata entre otros.

 Las texturas a veces son un problema cuando tu pequeño ya está acostumbrado a la textura homogenea de las compotas. Intenta triturar cada vez menos los alimentos, para pasar de triturar la fruta a aplastar los ingredientes. Puedes ofrecerle además alimentos para agarrar o que se disuelvan en la boca, para que experimente nuevas texturas y se acostumbre a los grumos.

 Armarte de paciencia y empeño, será una buena estrategia para sacar lo mejor de esta etapa! Sigue intentándolo, a veces tendrás que ofrecerle un alimento nuevo a tu pequeño hasta diez veces hasta que lo acepte. Un ambiente positivo, divertido y agradable hará que tu pequeo quiera repetir!